Verano en Sevilla....



Sevilla, pleno mes de Julio, 40 grados en la calle... El aire acondicionado del coche sigue sin funcionar... Hace dos años que lo recargamos y a los dos días ya no salia aire fresquito... Diagnostico del mecánico: Fuga en algún lugar desconocido del circuito.... tan desconocido, que no hubo mas remedio que dejarlo tal cual.... no había presupuesto para ponerse a buscar fugas.. y fugado sigue...


La ventanilla del conductor, sigue con el alfiler de tender la ropa, verde, para que se vea bien... De eso ya hace tal vez 4 años.. cuando al subir la ventanilla un buen día, sonó un crujido extraño que nos avisaba de que aquella sería la última vez que tendríamos que darle al botón para subir o bajar el cristal... No pensé jamas echar tanto de menos la antigua manivela que traían todos los coches... esa si que duraba....En su lugar no hay que olvidar jamás ir mirando de reojo el cristal que se va bajando con el movimiento del coche, y que si llega abajo del todo... HORRORR!!!.... hay que sacar el alicate de la guantera para poder subir la ventanilla.... No creais... uno termina acostumbrandose,jeje...


Así que como consecuencia, el Renault Megane blanco, ese que a pesar de todo, es el mejor coche que existe.. pues es el que nos lleva y nos trae... es un verdadero horno durante el verano... Pero lo peor estaba aun por llegar, bueno a mi... que soy... pues como soy... para que buscar nombres...


No se en otros lugares de España, pero en Sevilla, en todos y cada uno de los semáforos, están mis queridos vendedores de Klinex.... bueno, de klinex, de ambientadores, rosarios, periódicos... etc...


Yo, a través del cristal, mientras la luz roja del semáforo me inunda, voy viendo como mi querido negro, va de coche en coche ofreciendo su material, implorando una moneda... Hay quien se molesta en mirarlo y negar con la cabeza... "la cosa esta realmente muy mala"... y también hay quien ni siquiera los mira, ni mueven un solo músculo de la cara... vamos... como si en vez de acercarse a sus ventanas una persona, se hubiera posado una mosca... Bueno, igual a una mosca le harían algún gesto.... tengo que fijarme mas en ello....


Y luego, estoy yo... bueno, no me paso el día entero metida en el coche, parándome en los semáforos, igual hay más personas que se paran a explicarle a estos hombres sus historias...


Para mi es complicado decir un "No" sin mas...., la explicación me va saliendo casi automaticamente, y no me marcho conforme, hasta que siento que el negro se queda mas o menos satisfecho y convencido de mi "No puedo"...


Por lo que la otra mañana en 4 ocasiones, me sorprendí contándoles que "La cosa esta muy mala"... Y él te pregunta: -Pero tú tener trabajo-, a lo que yo respondo... -ay si tu supieras.... esta la gente de vacacionesss.. no se vende un hilo!!!-

Y el vuelve a preguntar -¿Que tal tu familia?- (Porque ellos siempre suelen preguntarte por la familia). Pienso que es por lo que deben de echar de menos a las suyas...

Al preguntarte por tu familia, se centran en tu marido, y preguntan si él trabaja... a ver si de alguna manera, puede salir una moneda por la ventanilla.


Y ahí estoy yo... explicándole al negro de mi ventana, que no se apoye en la ventanilla por favor, que ese alfiler, sujeta el cristal.... Y que no... que mi marido también esta en paro.. y que tengo 3 hijos... y que en resumidas cuentas... y ambos a la vez decimos "LA COSA ESTA MUY MALA".... Sin mas nos miramos a los ojos y nos deseamos mutuamente SUERTE, mientras suelta mi mano que ha tenido agarrada todo el rato, en señal bajo mi punto de vista de acercamiento, de necesidad.... quien puede negarle su mano a alguien que te mira con esos ojos.... Yo, sinceramente, no puedo...


Así que... llegue a la conclusión hace un par de días. Que lo peor o lo mejor de no tener aire acondicionado en el coche y la ventanilla jodida, son esos 3-4 minutos de conversacion, de excusas, de explicaciones a alguien al que sin duda, tus problemas, le parezcan minucias al lado de los suyos..y sin embargo.... siempre te regala una sonrisa, una mano... y no te pone mala cara cuando le explicas que, "hoy no puedes...."


Nota aclaratoria: Es la segunda vez que escribo en el blog acerca de los negros de los semáforos..."Mis negros", les llamo yo. Pero es que realmente es desolador verlos en invierno pasando frío, en verano pasando calor, y peor aun es no poder darles esa moneda que tantas horas esperan.


Besos....Isangel

2 comentarios:

Vicenti dijo...

Mari,me has emocionado,porque has reflejado con tus palabras,la cruda realidad de estos "tus negros" como tu los llamas,es la autentica verdad,al leerte he vivido lo de ir en el coche y semaforo a semaforo encontrarnos con ellos,que como muy bien dices,siempre están con esa sonrisa en la boca,a mi me dicen "mama" algo.....,es tan triste verlos dia a dia pasando calor ahora y frio en invierno,pero no se quejan,asi que nos podemos imaginar cuanto mal lo deben de haber pasado y dejar a sus familias alli,asi es la vida,y tambien es cierto que hay que ni siquiera los miran.... y eso da mucha pena,bravo Mari por haberlo reflejado tan bien,algo que está tan mal.....muchos besoss

Isi dijo...

Y sigues demostrando tu enorme corazón, y sigues y sigues.
Bella por dentro y por fuera.

Saludos