Canas y realidad....




Muchas seguro que os sintáis reflejadas en mis palabras, bueno, realmente eso espero, porque no me gustaría ser la única que siente ciertas cosas, jeje.


Hace una semana mas o menos, estando en la piscina, mi hijo mayor jugueteaba con mi pelo y cual nuestra sorpresa que dijo haber encontrado una cana, una cana!!!.... yo que tengo algunos pelos rubios por naturaleza, esa que dicen es sabia, le dije que no, que seguramente seria un pelo rubio, mi amiga Rosa que esta allí, miró y sonriendo me dijo: "Noooo... no es rubio, es blanco"... en ese momento pensé, "Joder... si que han sido duro los últimos meses de mi vida".

Seguramente os parecerá una tontería, no sé como os resulto a vosotr@s encontrar vuestra primera cana, yo no pude evitar sentir una mínima tristeza, un pequeño sentimiento de nostalgia hacia aquellos años en los que pensaba que aun faltaba mucho para mi primera cana. A día de hoy, una semana mas tarde, esta totalmente aceptado, dentro de poco, tendré otra preocupación mas, los putos tintes que siempre he odiado, o bueno, tal vez me gusten mis canas.... y mi aspecto con ellas incluidas... quien sabe...


Al margen de esto, he medio visto una peli, digo medio, porque no es fácil ver una peli con mis 3 hijos de vacaciones aquí. La peli es "Una mama en apuros", es un comedia, pero una comedia llena de realidades.

Esas que día a día una va viviendo, pero que a veces, viéndolas en el pellejo ajeno, resultan mas aplastantes, cuando te das cuenta de que tú también pasas por ellas sin apenas recaer en muchas. Aunque en otra muchas, te sientas tan increíblemente identificada, que hasta te arranca una sonrisa o carcajada.


La soledad a mis 34, casi 35 años, se esta convirtiendo casi en una amiga inseparable, esas que te visitan a diario, no se quedan las 24 horas contigo, pero si a ratos. Estoy leyendo un libro que Rosa me ha dejado, que precisamente se titula "Yo sola". Esta escrito por una psicóloga que además de plasmar partes de su propia historia, cuenta otras varias de mujeres que de alguna manera, sea por la razón que sea se encuentran con la soledad en sus días. E intenta que hasta de ella se saque el lado positivo, no resulta fácil, sobre todo cuando una no esta sola físicamente, es decir, cuando realmente esa soledad es mas interior, pues siempre ando rodeada de mis hijos y mi marido y alguna que otra amiga.


Pero si es verdad, que con los años, se van teniendo sensaciones y sentimientos que cuando una es joven, jamas piensa que vivirá. Cuesta disfrutar de las cosas, cuando en tu cabeza solo existen números, preocupaciones varias y mil cosas que hacen que una se olvide de sí misma, que una se olvide de mirarse en el espejo para ver si tiene canas o no, o si las cejas van depiladas, o si esos kilos de mas ya se ven demasiado desde fuera.

Un buen día, te da por mirar, y joder....¿quien es esa persona que se refleja? ¿Cuanto tiempo hace que no miraba? Y eso es delante del espejo, que al fin y al cabo, si no es muy tarde, pueden hacerse "reparaciones" de urgencia,jeje.

Pero cuando una tiene un momento, que suele ser en mi caso de madrugada, cuando ya todos duermen y el bendito silencio reina en mi casa, es en esos momentos, cuando miro dentro de mi y veo la nueva persona en la que me he convertido.

Sin duda, bajo mi punto de vista, una mejor persona, eso me reconforta, pero una mejor persona que se ha olvidado se sí misma y que anda por la vida, intentando hacerle la vida mas fácil y cómoda a los demás. Y que intenta buscar a esa otra persona que vive por ella, que se preocupa por ella, que intenta hacerme la vida mas cómoda a mi, pero raramente la encuentro, digo raramente, porque decir que no la encuentro, excluiría de una manera tajante a personas que están en mi vida, tal vez no bajo mi mismo techo, pero que me gusta pensar se preocupan por mi.


Tengo la esperanza, porque sin ella mis días se nublarian aun mas , de que con el pasar de los años, cuando mis hijos crezcan y vuelen, porque sé que volaran, mi soledad tal vez sea mas física, pero quien sabe si por entonces, empezaré a encontrarme, a querer disfrutar de nuevo sin sentir culpabilidad por ello, a que mis días vuelvan a tener un sentido que no sea únicamente para los demás.

Tal vez sea egoísta, pero de verdad, que cuando una se ve en un segundo plano en su propia existencia, necesita, implora y grita para que todo cambie.


Os contaré dentro de unos años....


Besos


Isangel

6 comentarios:

Vicenti dijo...

Mari,has sabido contar,lo que más de una hemos sentido o estamos sintiendo,asi que me ha llegado todo lo que cuentas,pero como dices esa soledad yo la he sentido y ha sido pasajera,no se ha instalado,y eso es bueno,porque es una cosa más que nos toca vivir a nosotras las mujeres,digo a nosotras porque siempre somos nosotras las que damos más,nos entregamos más,miramos más por los demás que por nosotras,pero no te preocupes cuando en nuestras vidas,está alguien que nos acompaña aunque no siempre esté con nosotras....en el fondo hay unos vinculos tan fuertes y arraigados que esa soledad llega a no ser soledad,y cuando el tiempo pasa y los hijos vuelan como dices porque vuelan.....la soledad fisica no te duele,porque te adaptas a ella y tu vida cambia en preferencias y es por ti por quien miras más,y disfrutas de esa soledad,asi que te comprendo muy bien,pero como en todo la vida consta de etapas,y hay que saber vivir cada una de ellas y adaptarse,por lo que te digo que aún te quedan muchas etapas por vivir y aunque diferentes le sacarás todo el jugo que se pueda a cada una de ellas,disfrutalas todas,muchos besosss

Isangel dijo...

Gracias Vicenti, mi fiel lectora, sabía que serias la primera en contestar, casi siempre lo haces.

Y tambien sabia que tus palabras me reconfortarian y ayudarian, porque se que vienen de tu propia experiencia, esa si que es sabia.

Gracias y espero ir cruzando etapas y que tu estes cerca para compartilas conmigo.

Muchos besos....

Un Rincón para Crear dijo...

¡Hola Isangel!
Sigo tu blog y hoy me paso por aquí para pedirte que cuando puedas te pases por el mio. Allí he dejado algo para tí y espero que lo aceptes y lo recibas con ilusión.
Un abrazo.
M.Paz Pérez-Campanero
http://unrinconparacrear.blogspot.com

Isi dijo...

Hola wapísima: si, realmente es una pena que tu des tanto, pero tanto, y recibas poco; es duro sentirse sola, y no hablo físicamente, hablo de la soledad interior, la sentimental, la del corazón; esa es mas dura, y tu no mereces estar ni sentirte asi, pero se que esto te va a a cambiar si no lo esta haciendo ya.
Estoy segurísimo que hay personas que te quieren, personas que te acompañan y comprenden, y tambien se que en cuanto tus hijos "vuelen" será em momento crucial en el que ya te dedicarás por completo a ti, a ser feliz, a consentirte tus caprichos, y sabes que ese dia va a llegar por muy lejano que ahora te parezca.
Yo te ofrezco mi compañia y comprensión, y que esperes con ilusión porque para ti el destino seguro que te tiene algo muy bueno reservado.
Besos

Mercedes Ridocci dijo...

No es egoísta, es lícito no olvidarse de si mismo,tener espacios y tiempos propios donde poder "respirarse".
Me gusta este blog.
Un abrazo

Mercedes Ridocci dijo...

No es egoísta, es lícito tener espacios y tiempos propios donde "respirarse"
Me gusta este blog.
Un abrazo